HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

viernes, 11 de septiembre de 2009

EL QUIJOTE y Sancho: ¿cobarde o sabio?


Grupo de lectura de El Quijote

El capítulo 14, a mi me suena a provocación... lo que parece que comienza con una "plática" amigable entre ambos caballeros sobre sus amadas y batallitas, termina con lo que parece una fanfarronería del caballero (ahora de los Espejos) sobre sus lances y victorias sobre todos los caballeros existentes entre ellos Don Quijote... cuestión esta que prende la mecha. Me llama la atención como nuestro héroe actúa más con la cabeza que con el corazón...y ahora en lugar de un arrebato espera a que su "colega" cante todas sus mentiras...lo que da lugar al reto de Don Alonso al supuesto caballero.

De otra parte están los escuderos, que despertados y sacados de su resaca les hacen conocer los hechos que van a acontecer... y !ay¡ que Sancho evita a toda costa enfrentarse al otro escudero... por cobarde? porque ve en el otro más fuerza, porque ve que le van a zurrar, porque está harto de recibir... o simplemente ha aprendido que todo lo que se acontece es producto de la locura de su amo y está dispuesto a sacar partido de ella y de recibir solo aquello que le pueda mejorar su ¿"calidad" de vida?.

Sea como fuere...el duelo comienza y Rocinante por una vez emprende más que un trote desganado... y don Quijote, por suerte, por costumbre o por que el otro tiene menos idea que nuestro héroe da con los huesos en el suelo del Bachiller de los Espejos (me alegro a mi me cae pedantón)...hay que ver el narrador la de vueltas que le da a descubrir la identidad del enigmático caballero y que suerte tuvo el Sansón...casi le "hunde la espada por la boca"... y el supuesto encantado reconoce la superioridad del de la Triste Figura...y le rinde cuantas plietesías son necesarias....

Volviéndome atrás, me llamó la atención el siguiente parrafito:

En esto , ya comenzaban a gorjear en los árboles mil suertes de pintados pajarillos, y en sus diversos y alegres cantos parecía que daban la norabuena y saludaban a la fresca aurora, que ya por las puertas y balcones del Oriente iba descubriendo la hermosura de su rostro, sacudiendo de sus cabellos un número infinito de líquidas perlas, en cuyo suave licor bañándose las yerbas, parecía asimesmo que ellas brotaban y llovían blanco y menudo aljófar ; los sauces destilaban maná sabroso , reíanse las fuentes, murmuraban los arroyos, alegrábanse las selvas y enriquecíanse los prados con su venida....

...en el que sin duda Cervantes usa un lenguaje, para mi de gran belleza...5 renglones para presentar un amanecer... ¿no es bello?... pues a mi me lo pareció.....

12 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Tarde...pero hice la terea, como dice mi amiga Bipo...demasiado para un inicio...saludos y seguimos.

Selma dijo...

Me hace feliz que el mismo fragmento nos haya llamado la atención, este amanecer...

un beso, Manuel.

Merche Pallarés dijo...

Esa parrafada sobre la aurora, creo que nos ha encantado a todos. Muy bella y bastante rococó pero descriptiva y alegre. Besotes, M.

pancho dijo...

Es cierto que ahora Dq se muestra más reflexivo. Estudia al contrincante. Valora la situación y lanza el ataque en el momento oportuno.

Precioso ejemplo de la mejor prosa cervantina. El párrafo siguiente es tan bueno, pero describiendo el feísmo del narigudo.

Qué bien describe la situación este cromo. Sancho viendo los toros desde el alcornoque… “su calidad de vida” no corre peligro de esta forma.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es bello, en efecto: lirismo extremo para marcar por contraste la fealdad del narigudo y lo burlesco del combate.
¿Sancho cobarde? Ay, que cada uno piense lo que haría...

BIPOLAR dijo...

:P Tucciiiii... es que me agradan tus estudios relacionados con la lectura.

Efectivamente este trocito es bellísimo. A mí particularmente me gustan estas palabras "sacudiendo de sus cabellos un número infinito de líquidas perlas"... ¡qué maravilla!

gracias solete

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Cervantes siempre nos deja perlitas cultivadas. Cada vez aprende más de "El Quijote" con estos posts. un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Manolo Tuccitano, que no Tuccinato, que te llamara el Sanchico. No sè si te diste cuenta.
Yo pensè el amigo Tucci no es "nato" de Tuccitania, sino de....(lo dejaré en secreto).

Pues yo me apunto a lo que dice Pedro: a ver quien es el bonico que no se sube a un algarrobo, cuando ve el toro venir.
Además talegazos con piedras le quería pegar el compadre.

Cómo nos hemos fijado en el trozo de "alta lírica" cuando describe la aurora, en contraste con las narizotas del escudero de las yerbas variadas.
Porque Manolo, si Cervantes ya bautiza al del Bosque, con Selva y Espejos, qué más da con seguirle el juego y mencionar los vegetales que se nos ocurran.

Y no te acuestes tarde el jueves que luego te pasa como a mí: llegamos los últimos a publicar; y eso que no estuvimos de tintorros y mariscos variados del Salao y la Tuccitania....

Malena dijo...

No creo que Sancho sea cobarde, lo que sucede es que ya es viejo en estas lides y ha cogido mucha experiencia, para mí es un sabio, en cuanto al párrafo, no olvidemos de que por encima de todo, D.Q. es un poeta.

Un beso, Tucci.

Abejita de la Vega dijo...

Creo que Sancho no es cobarde sino sabio.Muy bien puesto el título.Sancho es, tal vez, la voz de un anciano y doliente Cervantes que no quiere ruidos. Las bofetadas son sólo verbales,como debe ser.
El párrafo del amanecer nos ha gustado mucho a todos.Pajarillos, rocío, perlas, aljófar, sauces, fuentes...qué paz
Un abrazo

Kety dijo...

Sabio por supuesto.
Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Fue muy listo Sancho...aprendió de recibir...y no quiso recibir más ...saludos