HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

viernes, 12 de marzo de 2010

EL QUIJOTE Y la historia de un rasurado y una anécdota

"De haber estado en Toledo, lo mismo no hubieran tenido que buscar la forma de hacer desaparecer las pilosidades" (sobrecitos de cuchillas de afeitar de principios del siglo pasado)


Y yo que al leer XL... pensé que el capítulo 40.2 es que era más largo de la cuenta...de nuevo una prolongación de lo que habrá de suceder; toda una apología sobre la forma de rasurar las barbas de las damas. Incluso para Sancho le parece que el castigo por pecadoras debía de haber sido otro en definitiva todo un intento de convencer a Don Quijote y a Sancho de la necesidad de montar en un supuesto caballo volador.

Pero para mi que dudan, que se dan cuenta de que aquí hay "gato" encerrado, en el intento de la dueña de convencer a Don Quijote... Sancho prefiere darse una de "flagelo" para el desencantamiento de Dulcinea... a meterse en camisa de once varas... y menos montarse en en las "ancas" de Clavileño...los caballos de madera - leño y con una clavija en la frente, y encima voladores no son lo suyo ... él prefiere a su rucio que tiene los pies sobre la tierra.

Mi aportación esta semana no da para más, pero si que me ocurrió algo simpático que de no ser por esta aventura de los jueves, me hubiese pasado desapercibida:



Anécdota quijotesca: el martes pasado acompañando a mi hijo a la biblioteca municipal, descubrí en la puerta de la misma este mosaico conmemorativo del Día de Andalucía del Año 2005 en el IV Centenario de "El Quijote"... como he dicho antes hubiese pasado como algo pintoresco a no ser porque el que suscribe ya había dejado constancia de la existencia del topónimo de la ciudad donde vivo (Sanlúcar de Barrameda) en la obra que comentamos. y me sonaba el pasaje ... lo gracioso es que menos mal que no siguió escribiendo el "maestro azulejero"el pasaje que seguía:

.... y de los de la playa de Sanlúcar [66], no menos ladrón que Caco, ni menos maleante que estudiantado [*] paje [67] y, así, le respondió:....

[66]En tiempos de Cervantes lugar re reunión de maleantes, picaros indeseables y huidos de la justicia.
[*] maleante instruido o sea con formación de chorizo.
[67]
experimentado e impuesto en las malicias de los de su oficio

Si desde luego esto lo llega a saber el Concejal de Cultura, no se si hubiese optado por otro pasaje u otro autor. En las dos ocasiones que aparece el término de Sanlúcar, lo hace con la referencia a ciudad de golfos, maleantes, pícaros, huidos de la justicia... hemos de tener en cuenta que Sanlúcar de Barrameda tenía un importante tráfico con las Américas en esa época, lógico que todos estos personajes aparecieran por unas u otras razones...lo escribí aquí.

Las dos imágenes del principio son dos sobrecitos de cuchillas de afeitar de 1940, colección particular de mi padre, que un día me regaló.

12 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué graciosa esa cita Sanluqueña en cerámica! Sí, menos mal que no siguió... Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Cervantes anduvo mucho por Sevilla, en indudablemente conocia bien todo aquello.

Buena entrada, Manuel.

Un abrazo y feliz fin de semana.

Paco Cuesta dijo...

Sancho tiene muchas dudas, su mente de hombre sencillo no ve claro lo que sucede en su entorno.

Myr dijo...

Que importante es poder cortar una cita a tiempo.... hehehehe

Alatriste dijo...

Manuel Manuel, hay que acompañar más a los vástagos a la biblioteca ;D

Los sobrecillos de las cuchillas muy buenos, seguro que hacían honor al buen metal toledano.

Con respecto a la cerámica, coincido en todo, muy oportuno acabar la cita en ese lugar. Como anécdota mencionar que en Córdoba también hay una inscripción que recuerda a Cervantes en la famosa plaza del Potro, lugar mencionado en el Quijote, y famoso por ser lugar frecuentado por gentes de dudosa reputación. Desde luego Cervantes tenía que ser un golfo, se conocia todo lo bueno de cada ciudad, jejeje.

Un saludo.

pancho dijo...

Sancho no tiene prisa en montar en incómodos artilugios voladores si ello significa retraso en el acceso al gobierno de la ínsula.

Hay coleccionistas de todo, al hijo le toca seguir la tradición.

El Quijote sólo lo leen los que son un poco como el protagonista de la novela, pero no habrá libro más aprovechado en citas, referencias y estudios académicos.

Más memorabilia para la colección.

Cosmo dijo...

Estos duques más que una burla montaron un entremés o el primer cortometraje de la historia,ya que no les falta detalle e imaginación.
Abrazos

Asun dijo...

jajajajaja a mi me pasó lo mismo con de XL. Yo también creo que Sancho se huele algo,pero sin embargo al final accede.

Tienes razón,más vale que el maestro azulejero no siguió con la cita, no habría quedado muy decoroso que se diga.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

El concejal sólo puso la primera parte, je, je. No deja en muy buen lugar a Sanlúcar que, como lugar de paso,era visitado por lo mejorcito de cada casa. Pero Cervantes escribe algo parecido del Potro de Córdoba, de los Cigarrales de Toledo.
En este capítulo Sancho no quiere saber nada de las barbudas, pero al final cede e incluso llora.
Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Material historico sin duda los sobres de las cuchillas de afeitar.
De Toledo era tambien el boticario que aconsejaba a Sancho a no querer a la dueñas.

Mucho golfo por Sanlucar antaño, espero que no lo sea ogaño. Bichos malos hay por todos sitios, pero escribirlo en azulejo...mala fama le da al municipio.

Cuidate Manolo que el invierno no se va tovia.
Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

no ogaño, sino hogaño.
No me quede tranquilo y fui al DRA

Malena dijo...

Tú déjalo y no le cuentes a nadie que hay una continuación en el azulejo :)

Mil besos y mil rosas.

P.D/ A mí me encanta San Lucar y no te digo El Balbino :)