HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

viernes, 25 de junio de 2010

EL QUIJOTE y el reencuentro

Si no leemos, el Quijote, no será por la crisis....

Grupo de lectura de El Quijote.

Se añoraba lo sucedido en el capítulo 55.2: nuestros protagonistas casi a punto de librarse de las cadenas que los mantienen en una fantasía forzada.

A nuestro amigo Sancho le toca ahora probar el gusto por una gruta... pero no por curiosidad, que va!!!... sino por despiste, menos mal que no tuvo ninguna presencia de algún demonio o encantador... solo las estrellas vio del golpe... tras el batacazo comprobó que "gracias a Nuestro Señor de la Merced" estaba "católico de la salud".....pidió ayuda a voces...."pero todas sus voces eran dadas en el desierto".

Vemos la influencia de la Iglesia en la obra de Cervantes, en manos de veinte líneas varias referencias, nota de la importancia que tuvo; pero volvamos...porque lo que está a punto de pasar es un grito a voces...aquí todo ocurre muy rápido... de seguro que Cervantes lo que quiere es salir de la vorágine que está suponiendo la aventura con los duques... en un principio se extiende y ahora urge salir, ¿las razones? pudiera ser que es consciente del éxito de su obra en su primera parte y ahora sea consciente que esto puede cansar a sus lectores? Esto es una simple conjetura personal....

Cuando Sancho está a punto de "tirar la toalla", es encontrado por su señor... que en un principio duda de la verdadera identidad del que habla desde el fondo de la gruta... al final pide ayuda y saca a Sancho y a su burro del agujero en el que cayeron.... y de vuelta a los aposentos de los duques... que buen desprecio hace Cervantes hacia los poderosos "no quiso subir a ver al duque sin que primero no hubiese acomodado al rucio en la caballeriza" ... y con el abrazo del duque a Sancho, aún más ¿cuando iba a abrazar un noble de alta cama a un simple labriego?

Sancho intenta justificar el abandono de la ínsula dando explicaciones de su retorno... y la vuelta al servicio de su señor... y ni Don Quijote le crítica por su actitud ante el noble... y es que el de la triste figura también está hasta los bemoles de la hipocresía de sus anfitriones.

Hasta los duques se sorprenden de la vuelta y prometen una nueva ínsula, menos mal que esta no llegará... de todas formas de otra parte el falso duelo entre Don Quijote y el "quita-honores" de doncellas está apunto de suceder...

Pd. A mi amigo Antonio el de Priego: Mira, en "el carrefur" también encontramos cultura y además barata....

11 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ya no hay excusas para leer la novela si hasta las grandes superficies se nos unen a la lectura...

En efecto: hay prisas por cerrar la historia de los Duques. Ya sabemos que Cervantes, una vez decidido, corta por lo sano...

Paco Cuesta dijo...

Los duques se han rendido ante la evidencia de las acertadas decisiones de Sancho en la supuesta ínsula y no pueden por menos que felicitarle.

Asun dijo...

Desde luego que quien no lea El Quijote que no diga que es porque su economía no se lo permite.

Interesante la observación del desprecio hacia los duques, a mí no se me había ocurrido.

Besos

Merche Pallarés dijo...

¡Nuestro Quijo en el Carrefour! Eso es avanzar en la educación de la plebe, sí señor. Además ¡tantos ejemplares! Espero que se vendan todos... que eso, desgraciadamente, es harina de otro costal... Geniales tus comentarios. Besotes mi querido Tucci, M.

pancho dijo...

Este Sancho ha evolucionado; deja la ambición que le llevó a la ínsula, pero recupera a su señor, sale ganando con el cambio. La mala experiencia de la ínsula le hace más reflexivo, da más valor a la compañía de DQ.

Por seis euros, ese Quijote con tan buena pinta es un chollo. Si no se tiene en casa es más difícil leerlo. Por algo hay que empezar.

Buena reflexión.
Un abrazo

Myriam dijo...

Me gusta que la salida de la casa de los duques sea rápida. Ya no daba para más.

Ahora se a dónde haces tus compras... hehehehe.

BEeesooos y buen fin de semama.

Abejita de la Vega dijo...

Yo también he pensado en Antonio y su particular inquina a los libros del Carrefour, al ver tu foto. ¡Baratito, pardiez!

La Iglesia pesaba mucho pero Cervantes asoma la patita erasmista. Si Sancho está en el purgatorio, don Quijote contribuirá con su hacienda, para sacarlo e allí y...derechito a la gloria.
Y el desprecio a los poderosos...mira qué ocurrencia la de Sancho, acomodar al rucio mientras espera el duque.

Un beso, Manuel

Malena dijo...

Mi querido Tucci: Iglesia y Nobleza, los dos hits parades de la época. No me extraña que hasta Cervantes estuviera hasta los mismísimos ...

Mil besos y mil rosas.

Kety dijo...

Amigo Manuel, ayer visité de nuevo el museo cervantino de El Toboso y me acordé de ti, y por supuesto de todos los tertulianos de la acequia. pregunté si había un ejemplar en esperanto, y si que lo hay, claro está, en vitrina. Una gozada ver tantos ejemplares enviados desde todos los puntos del planeta.

Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

MANOLO:

La gruta de don Quijote era de pijos, en cambio ésta de Sancho es una cueva a medida de “probes” como él. Jerarquías hasta en las cuevas. El Señor de la Merced no hizo honor a su nombre con Sancho, el borrico fue quien amortiguó el golpe con su panza blandita.

Es normal que ya Cervantes tenga prisas por sacar a nuestros personajes de casa de los duques, cuando escribía estos capítulos creo que fue que tuvo noticias del Don Quijote de Avellaneda. Hemos de dar gracias a este usurpador de identidades que puso a Cervantes a escribir a calzón quitao. He leído por ahí que un poquito de stres es bueno para sacar lo más sustancioso del escritor. Y, si en vez de un poco de stres es una vida de sufrimientos lo que se tiene, puede funcionar como en efecto aquí pasó. Dostoyevski es también un buen ejemplo de vida de un escritor llevada al límite y cuya obra es profunda y con muchos matices como también vemos aquí en El Quijote. Las obras de escritores burgueses bien acomodados no suelen llegar a las cimas que los “estresados” alcanzan.
Y yo que vine aquí para hablarte de tu coment del Quijote y me fui por los cerros de Úbeda.

Gracias por la dedicatoria. Yo también compré algo de Chesterton y Borges en un Carrefour hace poco. Pero la mayoría de los libros hay que pedirlos en librerías; en los Carrefour no les suenan... Buena oportunidad la de este Quijote, y la editorial no es mala, tengo algo de ella.

Que tengas tú también una buena ingesta de caracoles mientras llega el tiempo de los cangrejos jajaja

Un abrazo

Alatriste dijo...

Nada, nada parece que hoy día cualquiera puede tener una edición del Quijote en tapa dura, aunque sólo sea para adornar en la estanteria.

Con respecto al capítulo tengo la misma opinión, parece un capítulo rápido de transición para acabar ya las desventuras de los Duques, personalmente echo ya de menos aventuras a cielo abierto, ya veremos en qué depara el duelo.

Un saludo Tucci, si no entro más amenudo últimamente es porque en septiembre tengo mi propio duelo con el caballero Oposición, y éste me obliga a entrenar arduamente ;D.