HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

jueves, 26 de agosto de 2010

EL QUIJOTE y crónica de una venganza anunciada


GRUPO DE LECTURA DE EL QUIJOTE

En el capítulo 64.2 podemos ver que si parsimonioso se mantuvo Don Quijote ante la historia de Ana Félix sin embargo no está muy de acuerdo a la solución dada a la liberación de Don Gaspar, tanto que se ofrece a ir en persona para sacarlo de Berbería... y Sancho que ve que esto va de veras, que no es una simple aventurilla alucinógena de su amo, intenta convencerlo... menos mal que aparece un llamado caballero de la Blanca Luna, buscándole la boca... su "Dulcinea no es la más bella entre las bellas" y ademas le conmina a luchar y si es ganado que renuncie durante un tiempo a la armas"... desde luego si no fuese porque este personaje, del que ya hemos hablado no buscase a Don Quijote por venganza, todo hubiese pasado como una buena acción para devolver al hidalgo a sus cabales. Si no fuese porque a este caballero ya lo conocemos, todo pasaría por un cúmulo de buenas intenciones. Sería de ingenuos no imaginar que se trata del Bachiller Sansón Carrasco (mis disculpas al que no lo imaginase).


¿Actuó torpemente Don Quijote al aceptar el envite de un caballero al que no conocía hazaña alguna? o ¿está tan desolado que todo le da igual? ¿Sabe nuestro protagonista que el encantamiento de su Dulcinea, ya no depende de sus batallas con este u otro genio, mago, encantador sino que está en manos de su amigo y escudero Sancho, el cual no está dispuesto a sacrificarse en pro de dicha dama.

De otra parte asistimos a la aparición paralela de una obra, la de Avellaneda, que lo hace cambiando la auténtica historia y además don Alonso ha ido madurando y su locura casi se ha convertido en lucidez y todo porque conseguir mas palos y fracasos que auténticas victorias.


De poco valen los razonamientos del virrey y de Don Antonio Moreno, que aún a sabiendas de que no es una broma no paran lo que es un resultado a voces: la derrota de Don Quijote.

8 comentarios:

BIPOLAR dijo...

No puedo decir esto en La Acequia, pero ganas dan de tirar el tocho contra la pared. ¡Me da rabia esta burla continua, esta humillación y este final donde a uno no se le permite ni soñar!

Pues en la derrota de sus sueños está la derrota de la esperanza de todos nosotros.

Merche Pallarés dijo...

Por un lado, estoy contenta de que Quijo vuelva a casa. Ya es hora que descanse. Besotes quijotescos, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La argucia es perfecta, don Quijote no podrá dejar de aceptar el reto sin desmentirse como caballero. Qué desolación.

Paco Cuesta dijo...

Un caballero convencido como es nuestro héroe no puede rechazar un duelo, ni admitir una afrenta a su dama y el de la Blanca Luna lo sqbe y lo utiliza.

Antonio Aguilera dijo...

Cervantes debe acabar el libro antes de que a él se le acaben los días.
Cortar de raíz los sueños de don Quijote fue la solución más acertada para cargárselo. Que Dulcinea fuese más bellas que la del otro que ad´más es indefinida, se la trae al pairo a don Miguel.

Como dice Bipo, todos morimos un poco con la vuelta a la cordura del hidalgo.


Cuídate de la caló que volvió con garra.La semana que viene la pasaré en la Sierra de Cazorla, a ver si encuentro un bicho grande pa asustar al mi mujé.

Abrazzos

pancho dijo...

La jugada de Cervantes es perfecta. A DQ sólo puede derrotarlo el mismo DQ, por eso lo derrota el Bachiller que es su reflejo, su otro yo, como vimos en el episodio anterior del Caballero de los Espejos. Ahora como Caballero de la Blanca Luna lo vence al fin utilizando la venganza como motor de la persecución, ofendido por el perdón anterior de DQ más que por la misma derrota, aunque esto correspondería más al capítulo siguiente que es donde descubrimos la verdadera identidad del caballero andante vestido de punta en blanco, que DQ no se merece menos.

Con la próxima llegada de Septiembre vamos recuperando la normalidad.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Quijo volverá a casa pero ya no calzará los pantuflos. A las novelas buenas , no les afecta que te cuenten el final y te las destripen. Pero no, no diré nada.

Estoy de acuerdo contigo. A don Alonso todo le da igual, sabe que va a ser derrotado pero acepta el reto del de la Luna.

Estoy con esta lectura del Quijote como cuando comes algo exquisito y ves que te lo estás zampando y no va a quedar nada. Lo bueno de los libros, es que te los puedes comer otra vez, vuelta al principio.

Besos, Tucci.Cómamonos lo que queda.

Asun dijo...

Ayyyyy, pillines, que veo que os habéis adelantado con la lectura del jueves que viene. Una aquí, manteniéndose firme para no caer en la tentación y me desveláis el secreto.

Besos