HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

jueves, 13 de mayo de 2010

EL QUIJOTE y la cocina de el Quijote

Grupo de lectura de El Quijote


A mi amigo el futuro bloguero, gastronómico por excelencia , quiero dedicar este sabroso o indigesto comentario, no os perdáis su blog dan ganas de comer con solo visionar la cabecera (no apto para aficionados a mantener la linea).

Hoy reconozco que me voy a pasar de largo en el comentario , aunque intentaré ser sintético.

En el capitulo 48.2ª parte es algo visionario por parte de nuestro hidalgo, que creyéndose acosado por Altisidora ...termina pensando que es pasto de un embrujamiento y entre ambas creencias la triste historia de acoso que dice haber sufrido doña Rodríguez ... que al final parece que se vengan de ella o simplemente es complicidad???



En el capítulo 49.2ª parte (fruto fundamental del resto de mi comentario), Sancho una vez que puede comer algo...intenta dar un paseo por "ínsula la nuit" y tras arreglar un asuntillo de dineros por el juego... la historia surrealista del que no quería dormir en la cárcel y la aventura de la moza secuestrada... Sancho deja anonadados tanto a burladores como a los que de la burla nada saben...



Centrándome en el tema que quería tratar y desde el punto de vista histórico - gastronómico:

Bien es sabido por todos de las excelencias de nuestra cocina, la española...como diría el de Zarautz: rica, rica... a lo que yo añadiría variada y sana... pero esto no es nada nuevo como a veces nos quieren hacer ver los cocineros vanguardistas... es algo tradicional.... y no iba a ser menos en la época que disfrutamos a través de el Quijote.

Ya se ha comentado en este foro: La lectura de los Jueves, las comilonas que se celebraban por cualquier evento...en contraposición a éstas estaban las de los que no tenían con que sostener su alma...precisamente lo hice aquí: EL QUIJOTE y el condumio de Camacho.

Habrá quien piense que este aspecto gastronómico no tiene mucha importancia, pero a tenor de lo que he podido leer en Internet y en alguna que otra publicación que encontré en las librerías, no deja impasible a algunos, para mi que es una fuente de información exquisita, nunca mejor dicho.

Son muchas las referencias gastronómicas que hemos podido leer en la parte que llevamos comentando, y seguramente saldrá alguna referencia más, pero yo me quedo con las siguientes... a tenor de las que ahora vemos en este y en dos capítulos anteriores ....pero es que con los "ayunos de Sancho" me vienen que ni pintados.

Cervantes retrata la comida de la época de acuerdo a los personajes que por ella van pasando, (LA COCINA EN EL QUIJOTE), como hemos podido ver en su mayoría son retazos de una cocina fundamentalmente pastoril , en la que se usan productos de granja y campo: aves, legumbres, vino, quesos, leche...son las comidas de pastores y de las ventas que encuentran en los caminos. Aunque de otra parte también existen la referencia a los banquetes de gentes más pudientes (bodas de Camacho y casa de los Duques)... de todas formas, ahora que la lectura está más que mediada me gustaría recordar tres momentos gastronómicos que por su importancia para mi son fundamentales:
La comida de los cabreros
en el Cap.11.1ª parte:

"
se fue tras el olor que despedían de sí ciertos tasajos de cabra que hirviendo al fuego en un caldero estaban"..."Acabado el servicio de carne, tendieron sobre las zaleas gran cantidad de bellotas avellanadas , y juntamente pusieron un medio queso"

Los pastores contaban con gran cantidad de alimentos procedentes de sus ovejas y cabras y las que conseguían con trueques... y los cocinan de muy diversas maneras...hasta hoy nos ha llegado los gazpachos del pastor:

"gazpacho del pastor"

Las bodas de Camacho en el Cap. 20.2ª parte:

"espetado en un asador de un olmo entero , un entero novillo...como si fueran palominos; las liebres ya sin pellejo y las gallinas sin pluma que estaban colgadas por los árboles para sepultarlas en las ollas ....los quesos, puestos como ladrillos enrejados ..."

Ese pasaje es muy simpático pues nuestro Sancho no solo disfruta de la vista de las viandas, además las disfruta en directo saboreando los manjares. Avisado por su olor descubre un novillo a la brasa relleno de lechones, ollas repletas de carneros, palominos, liebres, gallinas, quesos
Hasta en nuestros días se degusta el estofado de cabra,

"estofado de cabra"

Las comidas de los duques en los capítulos 37 y 39 de la 2ª parte, se nombran gran número de platos elaborados que son las delicias y los sufrimientos de Sancho.

"le dieron de cenar un salpicón de vaca con cebolla y unas manos cocidas de ternera algo entrada en días. Entregóse en todo, con más gusto que si le hubieran dado francolines de Milán, faisanes de Roma, ternera de Sorrento, perdices de Morón o gansos de Lavajos"


El salpicón era como "la ropa vieja" pero con mucha cebolla, ajo y pimentón.

"ropa vieja..el salpicón del Quijote"

Hay dos recetas que me llamaron la atención, y que aparecen también... son el Morteruelo y los Duelos y Quebrantos

"Morteruelo---------- - - Duelos"

La gastronomía define la historia de un pueblo, por eso debido al gran elenco de episodios históricos de nuestra tierra, le corresponde esa variedad en el recetario nacional. De esto Cervantes nos deja un gran legado de su época.

Dos obras encontré dedicadas a este tema:


Como podemos comprobar Cervantes ha inspirado, o mejor a escrito todo un compendio gastronómico.

Otras informaciones:
LA GASTRONOMÍA DE EL QUIJOTE
ORDEN DE COMIDA DE DON ALONSO QUIJANO

12 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Reconozco que es muy larga mi aportación a la lectura de los jueves... pero es que no tendría sentido si le acortase... de todas formas tomadlo con tranquilidad no os atragantéis.. No se si me equivoco o no con los enlaces...pero es solo mi espíritu de "historiador frustrado" el que no me deja ser menos objetivo... saludos y ya iré pasando por vuestras aportaciones - tareas profesionales y familiares me han tenido amarrado - Salud

Merche Pallarés dijo...

Ay, Tucci, ¡qué hambre me ha entrado y son solo las 08:00! Es un placer volver a leer tus crónicas quijotescas y yo no las he encontrado largas para nada. Al contrario, muy amenas y has hecho un repaso magnífico sobre nuestra gastronomía. Gracias. Muchos besotes quijotescos, M.

El futuro bloguero dijo...

Muchísimas gracias por el enlace a Lazy Blog y por tan interesante artículo.

Muchos de los platos de la época de DQuijote siguen siendo básicos en la cocina castellana-manchega actual, así los duelos y quebrantos, la ropa vieja, el gazpacho de pastor y los caldos y estofados, siguen alegrando nuestras mesas y nuestros paladares.

Un abrazo Manuel y a por otra semana más.

Asun dijo...

Tucci, he de reconocer que tengo la boca hecha agua. Me voy a tener que poner el babero pero YA. Además a estas horas, la hora del almuerzo.
El blog de tu amigo no tiene desperdicio, eso sí que es un blog "con fundamento". Creo que este fin de semana voy a hacer alguna incursión para preparar algún plato.

Y por si fuera poco nos haces luego todo un compendio de la gastronomía quijotesca. ¡Qué cosas tan exquisitas tenemos! ¡Qué rico es comer!.

Me voy a ver si almuerzo.

Abrazos (hoy no te beso que estoy babeando jajajaja)

Cornelivs dijo...

Mi querido Manuel, has provocado que mi estomago empiece a segregar jugos gastricos antes de tiempo. Mmmm, que hambre... y que pinta tan deliciosa tienen todos esos manjares, ya la creo...!

(Si, lo se, no es apto para los que guardamos linea, bbbrrrrr!!!!)

;)

Un abrazo

(vuelvo a emmitir en "abierto").

Paco Cuesta dijo...

Razón tienes amigo Manuel: Si Sancho hubiera hecho la ronda sin cenar, a buen seguro que los resultados no hubieran sido los mismos

pancho dijo...

La vanguardia para los vanguardistas culinarios, a Sancho no le interesa esta comida que no llena la cuchara ni el bocado, que no quita el hambre en condiciones.

Vaya recorrido por la gastronomía quijotesca, mejor sanchesca, que Dq come de otra manera.
La verdad es que vistos así, todos los platos juntos, son muchos. De todo hay en la obra.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente entrada, querido Manuel. En efecto, la comida tiene mucha importancia: da realismo y caracteriza a los personajes.
Me ha entrado hambre.

Abejita de la Vega dijo...

La comida es importante, mucho, en el Quijote. La comida o la falta de ella. Has hecho una entrada muy apetitosa e interesante.

Las belllotas de los cabreros, el novillo relleno como una muñeca rusa, los platos que va ordenado retirar el de la varilla...Todo ello nos pinta la vida española en el mil seiscientos y poco. Y , sobre todo, nos habla del abismo existente entre unas clases sociales y otros.

De este capítulo, me han llamado la atención esos manjares , la mayoría volátiles e italianos, que cita Cervantes para recalcar el sabor de las manos de ternera y el salpicón. Se siente la nostalgia de sus años juveniles, en Italia.

Mi ordenador habitual ha sufrido un accidente y escribo en el mini mini, que es más lento que el caballo del malo. Por eso, no os visito tanto como quisiera.

Un abrazo Tucci, qué hambre

Alatriste dijo...

Muy bueno!! hay muchos libros sobre este tema. En el penultimo 23 de abril cogí uno de la biblioteca y prepare en mi casa una comida familiar con platos de la época. Qué mejor homenaje a nuestro Cervantes se podía hacer que llenar la panza con tan deliciosos y "ligeros" platos a salud del autor, jejeje.

Un saludo Tuccitano

Malena dijo...

Mi querido Tucci: De verdad que como en nuestro País no se come en ningún sitio y D.Quijote y Sancho nos lo pasean por nuestras narices para tormento del que hace regimen(una servidora).

Largo pero provechoso.

Mil besos y mil rosas.

Myriam dijo...

No sé como se me había pasado esta entrada..... ¡Excelente!

Que bueno que volví a pasar por tu blog con calma...

besos