HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

jueves, 27 de mayo de 2010

EL QUIJOTE y "el carteo"

"don Quijote y Sancho"en las Ramblas....me la trajo mi mujer de un viaje a Barcelona

Grupo de lectura de EL QUIJOTE

Con este capitulo 51. 2, me reafirmo en la idea de que Cervantes o no tenía muy clara la idea de continuación de la obra... o si la tenía muy clara: seguir con un mordaz ataque a las clases nobles. Sea como fuere... está claro que Sancho va pensando mejor con la barriga vacía... es impresionante la solución que da al puente del ahorcado... que deja anonadados a "engañantes" y a ingenuos.... hasta los urdidores de burlas dudan de ellas....

"Cumplió su palabra el mayordomo, pareciéndole ser cargo de conciencia matar de hambre a tan discreto gobernador, y más, que pensaba concluir con él aquella misma noche haciéndole la burla última que traía en comisión de hacerle"

Es ahora que en "off" aparecen enfrentadas las crónicas de los sucesos acaecidos a nuestros personajes en capítulos anteriores... para mi que Don Quijote es totalmente cuerdo... y me da la impresión de haberlo sido si no desde el principio si desde hace tiempo:

"Yo he estado un poco mal dispuesto , de un cierto gateamiento que me sucedió no muy a cuento de mis narices, pero no fue nada, que si hay encantadores que me maltraten , también los hay que me defiendan."

Y Sancho reconoce que donde esperaba ponerse hasta las trancas de comida... pasa hambre y está desengañado de sus funciones...

"con esto, Dios libre a vuestra merced de malintencionados encantadores y a mí me saque con bien y en paz deste gobierno, que lo dudo, porque le pienso dejar con la vida, según me trata el doctor Pedro Recio."

Y tras una semblanza de la actuación de Sancho en su ínsula por parte del narrador... acaba como las aventurillas de final feliz...

"En resolución, él ordenó cosas tan buenas, que hasta hoy se guardan en aquel lugar, y se nombran «Las constituciones del gran gobernador Sancho Panza»."

Será o no premonitorio pero desde luego de nuevo da su fruto: Aquí
Quien podría pensar al principio de la obra que las aspiraciones de Sancho a ser "virrey" que sin duda es un recurso cómico... ahora que la llevamos más que mediada tenga éxito como gobernador... a pesar de las continuas zancadillas que recibe. Desde luego queda patente, para mi la intencionalidad del autor... tras tanta sentencia justa e inteligente está sin duda un crítica feroz a la justicia o jueces de la época...un hombre sin cultura dando lecciones de leyes.



12 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

También creo que Cervan hace una crítica feroz de los poderosos y del mal funcionamiento de la justicia, todo muy actual... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

¡Ah! me ha encantado el regalo de tu mujer, ¡qué gracia! Les tienes a toda tu familia buscando quijotes y sanchos... Besotes de nuevo, M.

Cornelivs dijo...

Me gusta tu comentario Manuel. Estoy de acuerdo en todo.

Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Sancho está doctorado en la universidad de la vida, los poderosos en la de la holganza vocacional.

pancho dijo...

El autor decide que Sancho se luzca antes de que la camarilla le den la patada. Seguramente que detrás de estas medidas que el gobernador publica está la idea que tenía Cervantes de la correcta administración.

Este gobernador comienza a tolerar malamente el hambre que le hacen pasar. Harto de sentirse observado y continuamente examinado. Si no lo despachan los mandados del duque, no aguanta mucho más.

Regalo acorde con las horas de permanencia.

Un abrazo.

Asun dijo...

Sancho será un hombre sin cultura, pero ha demostrado que puede ser un gran gobernador.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, Manuel: incluso la referencia a Las Constituciones de Sancho dejan clara esta intención que tan bien analizas.

Myriam dijo...

¡Y que gran crítica, MANUEL!

Y lo sensato. como dices, en la administración de Sancho marca la intencionalidad del autor.

Un fuerte abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Seguro que Cervantes estaba deseando de concluir la obra, sobre todo porque ya Avellaneda habría publicado su apócrifo; ello le haría esforzar el intelecto al máximo, para dejar enano al plagiario.

La sabiduría de Sancho a estas alturas del libro es muestra del mencionado esfuerzo del complutense.
Todo es magnífico de aquí al final.

Un abrazo

Pd. No sé por qué calle pasé el otro día, que encontré una librería que rezaba: "Librería Tuccitana".

Abejita de la Vega dijo...

Sancho sentencia que, ante la duda, lo mejor es inclinarse por el lado de la misericordia, de acuerdo con su inteligencia natural, su bondad y las enseñanzas de don Quijote. Casi nada en tiempos de torturas inhumanas y penas de muerte...Menuda lección al sistema judicial de aquel siglo mal llamado de Oro.
Y , en una tarde, da un montón de órdenes. Zapatos, vino, mancos fingidos ,llagados falsos, coplas de ciego...Lo de loa mancos, le duele ...Picaresca en una España mísera.
Un abrazo de una jartible

Kety dijo...

Según avanzamos en la lectura nos damos cuenta de la importancia del Quijote.

No sé, si Cervantes se refería a estos capítulos cuando dijo: " Los montes crian letrados..."

Esta tertulia es un verdadero lujo

Alatriste dijo...

Desde luego es un gran juez, ya que defiende la presunción de inocencia, ante la duda de culpabilidad en el asunto del ahorcado, mejor dejarlo vivir que no ejecutarlo y que Dios decida, esta última forma más practicada, sobre todo por la Inquisición.

Me adhiero tarde, pero a tiempo