HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

viernes, 10 de septiembre de 2010

EL QUIJOTE y el camino de vuelta


GRUPO DE LECTURA DE EL QUIJOTE

En este capítulo 66.2, es cuando verdaderamente observamos un caballero derrotado que no vencido, pues en cumplimiento a la palabra que dio al sinvergüenza de Sansón Carrasco "alias el de la Blanca Luna" deja momentáneamente las armas pero con la idea de volver de nuevo a tomarlas.

Sancho que es consciente de la tristeza de su señor intenta consolarlo haciendo un paralelismo entre su desgracia de haber sido "derrocado" de gobernador con la derrota de su amo...lo cual tampoco es consuelo para don Quijote. Éste es consciente de que tanto él como su caballo no eran rivales para el de la Blanca Luna.. que actuó más con el corazón que con la cabeza....

Como es natural, Sancho no está muy de acuerdo en darse una caminata y que las armas de su señor ocupen el lugar de sus posaderas, por lo que propone que Don Alonso cuelgue las armas, a lo que éste se niega...es más se enfada mucho...


El capítulo es corto, pero dura varios días...y en ellos Sancho recuerda sus días de gobernador - juez y pone orden y juicio entre un gordo y un flaco ¿a que nos suena eso?... no será una parodia de los mismos protagonistas....que el autor intenta igualar?



Y por si fuera poca la aventura...aparece el amigo Tosilos que pone al día a nuestros protagonistas sobre lo acontecido en la casa de los duques en su ausencia y les ofrece comida... Quijote rechaza pero no Sancho que ya está un poco harto de hacer ayuno... y en el almuerzo reconoce abiertamente la locura de su amo....y tras comer las rajitas de Tronchón....decide que debe continuar con Don Quijote....a pesar de los pesares...

No puedo de dejar este enlace que corresponde a una visión muy especial de estos últimos capítulos.

13 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

El despiste me hace llegar tarde una vez más...saludos

Merche Pallarés dijo...

Tucci, tarde pero has llegado que es lo importante. Muy simpático ese enlace de Polidoro. Estos capítulos ya van siendo muy tristes... Tengo mis "Kleenex" preparados al lado del ordenador. Besotes, M.

Asun dijo...

Caramba, ¿tarde le llamas a publicar el viernes? No, hombre, no. No te vengas abajo tu también, que con acompañar a DQ en su tristeza ya tenemos bastante.

Besos

pancho dijo...

Los apresuramientos para nada son buenos. Excelente resumen, breve y fácil de leer, con musha guasa andalusa dentro.

Muy buena la comparación y semejanza de gordos y flacos.

Un abrazo

Kety dijo...

Amigo Manuel, creo que tu vas al corriente, y genial como siempre, yo si que ando rezagada, y he comprobado que las entradas programadas no se reflejan en vuestros blogs.

Estamos en la recta final quijotesca

Un abrazo

BIPOLAR dijo...

El queso de tronchón es como el de tetilla que decimos paquí

BIPOLAR dijo...

El juicio del gordo y del flaco es muy sesudo al estilo de Sancho.

Paco Cuesta dijo...

Cierto, puede el corazón sobre la razón: y sería perfecto si uno ganara razón y el otro perdiera peso.

Antonio Aguilera dijo...

Muy aguda tu teoría del gordo y el flaco como alter egos de Sancho y don Quijote. Cuando el amo se decrece, y pasa en capítulos a un segundo plano, Sancho se recrece y cobra protagonismo.

Si es que se te despistará el día de publicar, pero la cocorrota la tienes muy despejada y diáfana.

Hoy me pude dar una escapadilla, no todo son excusas....También me tomo muy en serio mis bromas.

Hablé con Cornelivs sobre el proyecto de viaje "pa la jartá de comer con Pedro". Buscaré tu gmail, por ver si los sureños nos arrejuntamos pa ir.

Un abrazo

Myriam dijo...

Gracais por el enlace. Los dibujos del cuento son buenísimos. Besos

Abejita de la Vega dijo...

El cuento de los gordos es una parodia que Cervantes hace a Cervantes, pero como si hubiera perdido fuerza como la gaseosa. Ya todo es remedo de lo que era. Prepararemos los pañuelos, como Merche.
Sancho descubre su yo, tiene mucha sal en la mollera, Cervantes se la ha añadido por arrobas.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay que conseguir que los protagonistas apuren el regreso: de ahí que en un solo capítulo pasen varios días.
Gracias por el enlace.

Alatriste dijo...

Hola Tucci, he vuelto a recuperar los capítulos perdidos, tras mi forzada parada.

Mira que es cabezón don Quijote, que no quiere ver la realidad, aunque se la ponga el mismo Tosilos delante; y Sancho, como siempre hace que no ve y sabe más de lo que parece.

Por cierto el queso de Tronchón está muy bueno, lo recomiendo.

Un saludico