HOMENAJE A "EL QUIJOTE"

sábado, 16 de octubre de 2010

EL QUIJOTE y los interesados azotes

 


De nuevo nuestros protagonistas, en este capítulo 71.2  retoman el camino de vuelta, a su aldea... no muy alegres desde luego, pues el sufrimiento de los últimos sucesos me imagino que les atormentan...solo Don Quijote aún alberga algo de ilusión y de esperanza en recuperar de su encanto a Dulcinea, por eso no deja de insistir en el flagelo de Sancho... y no se le ocurre ni más ni menos de ofrecerle unas monedas por azote, condición esta que despierta la codicia de Sancho y frotándose mentalmente las manos acepta ... y encima se aleja de la vista de su señor y "falsea" los golpes... más que azotes en la espalda lo que hace es varear los árboles como si de recolección de aceituna se tratase.... y encima regatea a su amo el precio por golpe... a lo que Don Alonso acepta, siempre ciego por el amor y deseando el pronto "des-hechizo"... !maldito dinero que todo lo puede¡, hasta la burla del escudero a su señor.... increíble haber pensado así de Sancho hace unos capítulos.

En estos asuntos queda la cosa... pero yo no puedo de dejar caer en la tentación de seguir ubicando los escenarios del Quijote ahora que casi acabamos, y este blog quedará ahí como muestra de nuestras aportaciones.


-0-0-0-0-0-

Hace dos capítulos ya comenté algo sobre la geografía recorrida por Don Quijote y Sancho. Desde luego la Mancha que conocemos hoy ni por asomo corresponde a la que conocieron nuestros protagonistas ni mucho menos; ni por extensión, ya que antes la zona que acotaba esta región era mucho más pequeña, ni por su apariencia, ya que la zona ha sufrido en pocos siglos una profunda deforestación... si hacemos una incursión por esta zona veremos que gran parte de ella está cubierta por campos de cereales, casi nada se asemeja a los bosques y frondas que cita Cervantes.

En aquella época podíamos encontrar cuatro zonas, que eran realmente lo que se conocía como la Mancha:
- la Mancha del territorio de la Orden de Calatrava que lindaba con Córdoba.
- la del Campo de Montiel y parte de Albacete, contigua a Jaén y Toledo, ambas llamadas bajas.
- la Mancha Alta de Toledo.
- y la mancha de Montearagón.


Estos fueron principalmente los territorios que nuestro Quijote recorrió en profundidad durante el mayor tiempo de la novela.....

9 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué buen periplo manchego nos has proporcionado! Y, sí, la avaricia le ha cegado a Sancho pero el azotar a los árboles ha sido genial por su parte. Besotes, M.

pancho dijo...

En efecto, el mardito parné
cambia la voluntad del escudero que así ve la manera de librarse de la que le espera al llegar a la aldea igual que llegó: una mano delante y otra detrás.

Buen recordatorio de la tierra santa quijotesca.
Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Increible, pero cierto, la cercanía de la aldea despierta la avaricia de Sancho.

Asun dijo...

jajajajaja. El vídeo de PANCHO, como suele decir MERCHE, "too much"

Desde luego con esta lectura del Quijote estamos aprendiendo literatura, historia, filosofía, gastronomía, geografía... amos, de tó.

Besos

Cornelivs dijo...

Estupendo comentario, amigo.

Sancho el avaricioso codicioso...que barbaro.

Nos veremos pronto, ¿no?

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Es muy interesante la explicación geográfico-histórica que nos das. Qué pena que los árboles hayan desaparecido. Cuando atraviesas la Mancha por carretera llama mucho la atención. Bueno es el trigo pero algo de arbolado no les vendría mal a los manchegos.

Azotes interesados los de Sancho, ya lo creo, cómo se le abren los ojos y las orejas cuando don Quijote le dice que se los va a pagar. Don Quijote, al final, quiere dejarlo y echarle un capote...pero él quiere seguir descortezando árboles.

Un abrazo, la aldea ya está anunciada y nos quedan treeeeees.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ésta es una de las grandes diferencias del Quijote con respecto a la literatura que parodia.
Dan ganas de hacerse el camino a pie para que nos ilumine.

Myriam dijo...

jajajaja para encuentros conmemorativos anuales futuros para festejar nuestro fin de lectura, ya tenemos itinerario para hacer.

¿te imaginas celebrando los 5 años del fin de lectura con un viaje a pie por el camino de DQ con mochila, pero sin concha?

Besos

Kety dijo...

Ahora más que nunca ando por una parte de esa tierra manchega.

Un abrazo